viernes, 2 de mayo de 2014

Ocho apellidos burgaleses

Vale, este blog va de música. Pero no puedo resistir la tentación de colgar un artículo que me han enviado a raíz del mayor bombazo de la historia del cine español o algo así, "Ocho apellidos vascos": apellidos como Muguruza Ugarte, los de los hermanos Muguruza...





...o Uranga Amézaga, los de los hermanos conocidos como Mocedades. No sé de los otros seis, en ninguno de los dos casos.



A lo que iba: Recibí un artículo, que más bien es una parodia del argumento de la película (la cual terminaré viendo, que seguro que también caeré), llamado "Ocho apellidos burgaleses". El artículo fue publicado en el Diario de Burgos y escrito por un tal Martín G. Barbadillo: no sé si sus otros siete apellidos también son burgaleses, pero la protagonista de su relato sí tiene los ocho apellidos burgaleses, además del nombre: Jimena, como la señora esposa del Cid Campeador.


(¡Sonríe, es Burgos!)


(El vídeo es horrible, pero qué se le va a hacer: es lo que hay.)



El artículo es una muestra de que los burgaleses podremos ser secos y antipáticos, pero tenemos un tremendo sentido del humor. Como no encuentro enlace a tal artículo, ahí va la imagen.


Sean felices y coman morcilla.



2 comentarios:

  1. http://www.youtube.com/watch?v=pIJx3cIHSbA

    ResponderEliminar
  2. El tema en cuestión tiene una letra que es todo un poema (y luego dirán de Shakespeares y Góngoras y Nerudas y etc.) Ahí va dicha perla perlorum de nuestro acervo burgense:

    Son las mujeres de la tierra del Cid
    castigadoras de corazones,
    que con su gracia y su modo de andar,
    oiga usted, mire usted, que de fijo verá una mujer ideal.

    Con su mirar y su modo de andar,
    dan a entender lo que saben querer,
    luciendo su mantón de seda de crespón,
    luciendo va la mucha sal que Dios les dio. (Creía que ahí iba un porompompón, pom pom porompompón. Una pena que no sea así: se pierde la rima consonante con crespón.)

    Burgalesa, burgalesa,
    manojito de claveles,
    para pintar tus encantos
    en el mundo no hay pinceles.
    Burgalesa, burgalesa,
    tú que besas con amor,
    bésame con embeleso,
    porque con tus besos
    me muero de amor.

    (Second verse, different from the first:)

    Las burgalesas no perdonan jamás
    si sus quereres son traicionados,
    ellas se vengan y saben matar
    al hombre que un día de una de ellas se quiso burlar. (Ojo con nosotras: ¡somos peores que Cruella de Vil!)

    Con su mirar y su modo de andar...

    Burgalesa, burgalesa...

    ResponderEliminar